Modificación de gastos deducibles en IRPF para actividades económicas

El 1 de enero de este año ha entrado en vigor la modificación que se realizó por el artículo 11 de la Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, que añadía la consideración de dos nuevos tipos de gastos deducibles para la determinación del rendimiento neto en estimación directa de las actividades económicas, Deducibilidad en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de los gastos de suministros de la vivienda parcialmente afecta a la actividad económica y de los gastos de manutención incurridos en el desarrollo de la actividad.

Por gastos deducibles se entienden aquellos gastos que se consideran necesarios para poder obtener rendimientos empresariales o profesionales. Para que puedan ser considerados como tales:

  • Deben ser gastos vinculados a la actividad económica realizada por el autónomo, o como dice Hacienda, que estén “afectos a la misma”.
  • Deben encontrarse convenientemente justificados mediante las correspondientes facturas. En ocasiones pueden valer recibos.
  • Deben estar registrados contablemente por el autónomo en sus correspondientes libros de gastos e inversiones.

Modificación de la 5ª regla especial

Esta reforma modifica una de las reglas especiales para la determinación del rendimiento neto en estimación directa, la Regla 5ª del apartado 2 del artículo 30 de la Ley de IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas). Tendrán la consideración de gasto deducible para la determinación del rendimiento neto en estimación directa:

  • a) Las primas de seguro de enfermedad satisfechas por el contribuyente en la parte correspondiente a su propia cobertura y a la de su cónyuge e hijos menores de veinticinco años que convivan con él. El límite máximo de deducción será de 500 euros por cada una de las personas señaladas anteriormente o de 1.500 euros por cada una de ellas con discapacidad.
  • b) En los casos en que el contribuyente afecte parcialmente su vivienda habitual al desarrollo de la actividad económica, los gastos de suministros de dicha vivienda, tales como agua, gas, electricidad, telefonía e Internet, en el porcentaje resultante de aplicar el 30% a la proporción existente entre los metros cuadrados de la vivienda destinados a la actividad respecto a su superficie total, salvo que se pruebe un porcentaje superior o inferior.
  • c) Los gastos de manutención del propio contribuyente incurridos en el desarrollo de la actividad económica, siempre que se produzcan en establecimientos de restauración y hostelería y se abonen utilizando cualquier medio electrónico de pago, con los límites cuantitativos establecidos reglamentariamente para las dietas y asignaciones para gastos normales de manutención de los trabajadores.

La reforma de esta regla especial conlleva dos importantes novedades, puesto que anteriormente solo tenían consideración en este apartado las primas de seguro de enfermedad, pero ahora también se permite la posibilidad de deducir los gastos de suministros y los gastos de comidas y alojamiento que se consideren afectas al desarrollo de la actividad, una reivindicación que los trabajadores autónomos venían solicitando desde hacía mucho tiempo y que finalmente han conseguido.

Todos los gastos deberán estar justificados y bien contabilizados., puesto que Hacienda ha declarado que quiere hacer un fuerte seguimiento de este tema para evitar el fraude fiscal y que pondrá en marcha todos los  mecanismos necesarios para detectar las trampas tributarias.

El contribuyente también deberá explicar razón o motivo del gasto y dichos gastos de manutención (comidas, cenas, etc..) deberán estar debidas a la actividad. Aproximadamente, de gasto diario podrá deducirse, cuando no pernocta, 27,27 euros diarios en España y 48 euros en el extranjero) que aumentarán a 53,34 euros diarios cuando pernocta en España y 91,35 euros si lo hace en el extranjero.

No hay comentarios

Agregar comentario