La pluriactividad, fórmula para trabajar como autónomo a media jornada

Multiempleados

Compatibilizar un empleo por cuenta ajena con la puesta en marcha de un negocio o la realización de actividades por horas como autónomo, trabajar media jornada para dedicar tiempo al cuidado de hijos u otros familiares… Son algunas de las circunstancias que motivan a los empleados a interesarse por la posibilidad de ser autónomo a tiempo parcial.

La Ley del Estatuto del Trabajo Autónomo no contempla esta posibilidad, dado que la cuota que se paga como autónomo a la Seguridad Social, así como los impuestos, son fijos, no se pueden prorratear por horas. Sin embargo, existe una fórmula que permite compatibilizar la cotización por cuenta ajena y por cuenta propia: darse de alta en la Seguridad Social en régimen de pluriactividad.

Bonificaciones en la cotización

Esta figura permite a los trabajadores realizar actividades como autónomos a tiempo parcial con bonificaciones de hasta el 50% en el pago de la cotización a la Seguridad Social durante los 18 primeros meses.

Para poder acceder a esta opción se exige estar dado de alta en el Régimen General de la Seguridad Social y cotizar como asalariado de otra empresa. Si se cumple con este requisito –se pedirá la oportuna acreditación documental-, las personas que quieran trabajar también por cuenta propia tienen que darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y solicitar acogerse al sistema de pluriactividad. Solo aquellos que se dan de alta por primera vez en el RETA pueden pedirlo.

La Ley de Emprendedores establece el porcentaje de las bonificaciones sobre las cotizaciones que otorga la pluriactividad. Según expone, los trabajadores por cuenta ajena a tiempo parcial, con una jornada superior al 50% de la correspondiente a la de un empleado con jornada a tiempo completo comparable, y que se dan de alta por primera vez en el RETA podrán cotizar por el 75% de la base mínima durante los primeros 18 meses (200,28 euros en 2018). Los siguientes 18 lo harán por el 85% de la base mínima (226,94 euros en 2018).

En el caso de los asalariados por cuenta ajena a jornada completa y que se dan de alta por primera vez en el RETA, en el régimen de pluriactividad. Cotizarán hasta por el 50% de la base mínima durante los primeros 18 meses (133,52 euros en 2018), mientras que en los 18 posteriores, la cotización se incrementa hasta el 75% de la base mínima (200,28 euros en 2018).

Estos beneficios son incompatibles con cualquier otra bonificación o reducción establecida como medida de fomento del empleo autónomo. Las personas acogidas a la pluriactividad no pueden disfrutar, por ejemplo, de la tarifa plana de 50 euros para nuevos autónomos. Hay que elegir entre ambas ayudas.

Doble cotización

Cuando un trabajador por cuenta ajena realiza actividades como autónomo a media jornada sin haber tenido la facultad de acceder a la pluriactividad, se produce una sobrecotización. Si la suma de las cotizaciones por asalariado para terceros y como autónomo supera la cantidad establecida cada año en la Ley de Presupuestos, tiene derecho al reintegro del 50% del exceso abonado, con el límite del 50% de las cuotas ingresadas en el RETA.

La Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo aprobada en 2017 incorporó una serie de medidas que ofrecen más beneficios a los autónomos acogidos a la pluriactividad, como la no obligación de cotizar por incapacidad temporal. Tienen derecho a la prestación gracias a estar dado en alta en el Régimen General de la Seguridad Social como asalariado por cuenta ajena. Asimismo, las coberturas por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales del RETA tienen carácter voluntario, excepto en el caso de autónomos dependientes o que realicen actividades con elevado riesgo de siniestralidad.

Las mujeres cuyo trabajo puede poner en riesgo su embarazo o la lactancia de sus bebés tienen derecho a recibir la prestación por baja laboral en cada uno de los regímenes en las que está dada de alta, siempre y cuando se cumplan los requisitos. Si la inseguridad no afecta a todas las actividades que desarrolla, solo podrá recibir el subsidio en el régimen donde se produzca el peligro.

Si tienes dudas y/o necesitas aclarar cualquier dato que hemos expuesto anteriormente, no dudes en acudir a profesionales como IG Asesores, especialistas en materia legal, laboral y fiscal -entre otras- que te ayudarán en todo lo que necesites.

 

Los comentarios están cerrados.