Abierta la campaña de Renta y Patrimonio 2017

Una persona con una calculadora hace la declaración de la renta

El segundo trimestre del año es un periodo de estrés para un gran número de personas. Llega la hora de realizar la declaración de Renta y Patrimonio y con ello surgen dudas: ¿estoy obligado a presentar la declaración?, ¿a qué deducciones tengo derecho?, ¿modalidades y plazos de pago?, ¿cuándo abona Hacienda las devoluciones?…

La Hacienda Foral de Bizkaia espera tramitar 571.000 declaraciones de IRPF y otras 7.900 de Patrimonio. También, según sus estimaciones, a “403.000 contribuyentes la declaración les saldrá a devolver por un importe medio de 980 euros, y tres de cada diez declaraciones serán a ingresar por una media de 1.925 euros.

¿Quién está obligado a declarar el IRPF?

La primera, y más importante cuestión, a resolver. Deben realizar la declaración de IRPF todos aquellos contribuyentes que durante el ejercicio 2017 hayan obtenido rentas del trabajo superiores a los 20.000 euros. Además, las personas cuyos rendimientos brutos de capital, incluidos los exentos, y ganancias patrimoniales superen los 1.600 euros; y/o aquellas que hayan obtenido rendimientos de actividades económicas.

Con respecto a la declaración del Impuesto de Patrimonio, la deben presentar los contribuyentes cuya autoliquidación resulte a ingresar o, cuando no dándose esta circunstancia, su patrimonio supere los dos millones de euros. Igualmente, las herencias pendientes del ejercicio del poder testatorio.

Propuestas de declaración

El plazo oficial de la campaña de Renta y Patrimonio 2017 comenzó el 2 de mayo y se extenderá hasta el 29 de junio. Aunque los contribuyentes vizcaínos comenzaron a recibir a partir del 27 de marzo las propuestas de declaración de la Renta que confecciona el Departamento de Hacienda y Finanzas (Renta Etxean). En el caso de que resulten a devolver (propuestas de color verde), y esté conforme, el contribuyente no tiene que realizar ningún trámite, ya que recibe el ingreso en los primeros días de campaña, explican desde Hacienda Foral.

Si la declaración resulta a ingresar (propuestas de color azul), el contribuyente debe mostrar su conformidad a lo largo del periodo de la campaña por Internet, por teléfono o enviando un SMS. En caso de no aceptar la propuesta, el contribuyente debe presentar su declaración de Renta por cualquiera de los otros sistemas que el Departamento de Hacienda y Finanzas pone a su disposición.

Los contribuyentes cuya declaración resulte a ingresar tienen la posibilidad retrasar el pago. Pueden hacerlo presentando una solicitud de aplazamiento junto con la declaración en cualquier oficina de Hacienda. Y si tiene tarjeta BizkaiBai o Izenpe puede solicitar la prórroga por vía telemática a través del sistema BizkaiBai. También se puede confeccionar la declaración y enviarla normalmente, pero, posteriormente, el contribuyente debe acudir a las oficinas de Hacienda y requerir la demora.

Deducciones

Los contribuyentes vizcaínos tenemos derecho a acceder a determinadas deducciones en el IRPF. Las más solicitadas son las relativas a cuestiones familiares y personales:

  • Por número de descendientes.
  • Por abono de anualidades por alimentos a los hijos.
  • Por ascendientes a cargo.
  • Por familiares con discapacidad o dependencia al cuidado.
  • Para mayores de 65 años.

Hacienda Foral señala que la rebaja por descendientes es utilizada por más de 218.000 personas y estima que acumulará un importe de 137 millones de euros. El descuento por descendientes menores de seis años se la aplicarán 67.000 contribuyentes, por un total de 16,2 millones.

Otra de las deducciones más solicitadas es por el alquiler o la compra de la vivienda habitual del contribuyente. La entidad foral calcula que más de 200.000 personas se beneficiarán por las relativas a la vivienda habitual; 35.500 por el alquiler, que suma 36 millones de euros y 171.000 por inversión en vivienda habitual, que asciende a 157 millones de euros.

Además, las rebajas para mayores de 65 años se aplicarán a 114.000 personas, que se deducirán un total 70 millones de euros. Y las de discapacidad sumarán 59,6 millones de euros entre 56.500 contribuyentes.

En el apartado de actividades económicas se contemplan estas deducciones:

- Por inversiones y por otras actividades.

- Por participación de los trabajadores en la empresa.

- Por inversión en empresas de nueva o reciente creación.

Asimismo, se puede solicitar descuentos en el IRPF por donativos, aportaciones a patrimonio de discapacitados, cuotas a sindicatos y aportaciones a partidos políticos y por doble imposición y transparencia fiscal internacional. Las deducciones por aportaciones a EPSV, planes de pensiones y mutualidades acumulan 103 millones de los que se beneficiarán 151.000 contribuyentes.

Si todo, o cualquier parte, de que hemos explicado en este post “te suena a chino”, no estás seguro de cómo cumplimentar la documentación o necesitas ayuda, puedes contar con especialista en materia fiscal, como IG Asesores.

Los comentarios están cerrados.