Cómo recuperar el IVA de las facturas impagadas

Entregando sobre con factura

La Agencia Tributaria contempla esta posibilidad mediante la modificación de la base imponible del impuesto. El “pero” está en que es necesario ajustarse a una serie de requisitos.

Las facturas impagadas generan numerosos problemas a la tesorería las empresas, principalmente a la de las pymes y autónomos. Entre ellos figura la liquidación del Impuesto sobre el Valor Añadido repercutido en los cargos, aunque no se hayan cobrado. Sin embargo, la Agencia Tributaria contempla la posibilidad de recuperar este dinero a través de la modificación de la base imponible del IVA. ¿De qué manera?

Requisitos para acceder a la devolución del IVA

Para recuperar la tributación adelantada por facturas impagadas es necesario cumplir una serie de requisitos, a saber:

- El destinatario de la factura debe ser una empresa o un autónomo, o bien, la base imponible de la operación, IVA excluido, debe superar los 300 euros.

- El emisor de la factura está obligado a registrar la operación en su contabilidad y a liquidar el IVA correspondiente.

- Las operaciones gravadas deben ser total o parcialmente incobrables. Además, tiene que haber transcurrido un año desde el devengo del impuesto repercutido sin que se haya obtenido el cobro de todo o parte del crédito derivado del mismo. Este plazo anual se reduce a seis meses en el caso de pymes o autónomos cuya facturación en el año natural anterior sea igual o inferior a 6.010.121,04 euros (así es la cifra de específica).

Resaltar que, en las operaciones a plazo, los periodos de un año o de seis meses, se empiezan a contar desde el vencimiento del plazo o plazos impagados, no desde el devengo del impuesto repercutido. En estas actuaciones a plazos, bastará instar el cobro de uno de ellos para que el crédito se considere incobrable y la base imponible pueda reducirse en la proporción que corresponda por el plazo o plazos impagados, señala la Agencia Tributaria.

Por su parte, en el supuesto de operaciones en las que sea de aplicación el régimen especial del criterio de caja, la condición del transcurso del plazo de un año o seis meses para considerar el crédito incobrable se entenderá cumplida en la fecha de devengo del impuesto que se produzca por aplicación de la fecha límite del 31 de diciembre del año inmediato posterior a aquel en que se haya emitido la factura. Esta condición no se aplica cuando se trata de operaciones a vencimiento o con precio aplazado.

- Para que las facturas puedan ser consideradas total o parcialmente incobrables, ésta circunstancia debe quedar reflejada en los libros registros exigidos para el IVA.

- Es necesario haber instado al pago de la deuda mediante reclamación judicial o a través de un requerimiento notarial. Este requisito es de obligado cumplimiento, aunque se trate de créditos afianzados por entes públicos. En las operaciones que tengan por destinatarios al sector público, la reclamación judicial o el requerimiento notarial se sustituirán por una certificación expedida por el órgano competente, explica Hacienda.

Cuando la deuda es inferior a 250.000 euros, la reclamación ante la justicia se suele realizar a través de un proceso monitorio, más económico y rápido que un procedimiento ordinario.

- La modificación de la base imponible debe efectuarse durante los tres meses siguientes desde que la factura se puede considerar incobrable. En operaciones a las que sea de aplicación el régimen especial del criterio de caja, el periodo de tres meses se computará a partir de la fecha límite del 31 de diciembre del año inmediatamente posterior a aquel en el que se haya realizado la operación.

Trámites a cumplimentar

Lo que hemos comentado anteriormente es un trabajo previo, ahora vamos a explicar qué se puede hacer. Así, y una vez que se esté seguro de ajustarse a los requisitos exigidos para solicitar la modificación de la base imponible del IVA, hay que realizar los siguientes trámites:

- Es necesario expedir y remitir al cliente moroso una nueva factura que anule la original. Este nuevo envío debe quedar acreditado. En la factura rectificativa, la base imponible y la cuota se pueden consignar, bien indicando directamente el importe de la corrección, sea el resultado positivo o negativo, o bien, tal y como queda tras el cambio efectuado. En este último caso, es obligatorio señalar el importe enmendado. También debe constar su condición de documento rectificativo, la descripción de la causa que lo motiva, los datos identificativos y las fechas de expedición de las correspondientes facturas modificadas.

- Anotar en el libro registro de facturas expedidas las operaciones en tiempo y forma.

- Enviar a Hacienda la factura rectificativa.

- Incluir la factura rectificativa en el modelo trimestral en el periodo donde se emite.

-Comunicar por vía electrónica a la Agencia Estatal de Administración Tributaria, en el plazo de un mes contado desde la fecha de expedición de la factura rectificativa, la modificación de la base imponible practicada, haciéndose constar que dicho cambio no se refiere a créditos excluidos de la posibilidad de corrección.

- La factura rectificativa debe ser emitida en el plazo de tres meses desde que se cumplen seis meses o un año (para grandes empresas) del impago.

Imposibilidad de recuperación del IVA

Sin embargo, la Agencia Tributaria no permite modificar la base imponible cuando se trata de créditos que disfrutan de garantía real, estén afianzadas por entidades de crédito o sociedades de garantía recíproca, o cubiertos por un contrato de seguro de crédito o de caución, en la parte garantizada, afianzada o asegurada.

Tampoco se puede recuperar el IVA en el caso de facturas entre personas o entidades vinculadas a efectos del IVA, ni en operaciones cuyo destinatario esté establecido en Canarias, Ceuta, Melilla o en el extranjero.

No procederá la modificación de la base imponible cuando exista un auto de declaración de concurso para las facturas correspondientes a cuotas repercutidas por operaciones cuyo devengo se produzca con anterioridad a dicho auto (créditos concursales). Igualmente, no se puede realizar el cambio con posterioridad al auto.

Como se puede comprar se trata de un proceso que puede generar dudas, por eso desde IG Asesores podemos ayudarte en este proceso y en todo lo relacionado con la gestión y reclamación de las facturas impagadas.

Los comentarios están cerrados.