Todo lo que necesitas saber sobre el régimen especial de bienes usados (REBU)

En posible que tras leer el titular te estés preguntando, pero ¿qué es el régimen especial de bienes usados? Probablemente no hayas oído hablar mucho de él, pero es muy utilizado por las tiendas de segunda mano, los concesionarios de coches y los vendedores de antigüedades, arte y objetos de colección para declarar sus operaciones de IVA de forma especial.

Es un régimen aplicable a las entregas de determinados bienes efectuadas por los revendedores cuando intervienen en nombre propio, en cuyo caso, la base imponible del impuesto se determina de manera especial. Está regulado en los artículos 135 al 139 de la Ley de IVA. Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido.

¿A qué bienes se aplica el REBU?

  • Bienes Usados: Bienes muebles utilizados por un tercero, susceptibles de reutilización y adquiridos para su reventa. No tienen la consideración de bienes usados, los utilizados, renovados o transformados por el propio sujeto pasivo revendedor o por su cuenta, ni los materiales de recuperación, envases, embalajes, oro, platino y piedras preciosas.
  • Objetos de arte: Cuadros, pinturas, dibujos, grabados, estampas, litografías, esculturas, estatuas, vaciados de esculturas, tapicerías, textiles, murales, cerámica, esmaltes sobre cobre, fotografías (deben cumplir determinados requisitos previstos en el artículo 136 LIVA)
  • Antigüedades: Bienes muebles que tengan más de 100 años de antigüedad y no sean objetos de arte o de colección.
  • Objetos de colección: Los artículos de filatelia y las colecciones y especímenes para colecciones de zoología, botánica, mineralogía o anatomía, o que tengan interés histórico, arqueológico, paleontológico, etnográfico o numismático. En ningún caso se aplica este régimen especial al oro de inversión.

¿En qué consiste y cómo funciona?

Se puede definir como un régimen especial de IVA pensado para equilibrar el impuesto y evitar pagar un gravamen que no se ha podido deducir en la compra, ya que los bienes usados que se venden bajo este régimen son adquiridos a sujetos pasivos que no han podido deducirse previamente el IVA cuando compraron esos bienes.

La aplicación, en este tipo de bienes, del  régimen general de tributación conllevaría importantes distorsiones. Puesto que, a efectos de IVA, proceden de consumidores finales que no han podido deducirse las cuotas soportadas. Al volverse a reintroducir esos bienes en el circuito económico, los adquirientes de esos bienes vuelven a revenderlos y los bienes vuelven a tener una nueva repercusión del IVA, sin haber podido deducirse los adquirientes cuota alguna cuando los compraron. Por tanto, al revendedor se le traslada parte del IVA soportado y no deducido, creándose un efecto conocido como “piramidación”. Para evitar dicho efecto se creó este régimen especial.

Los consumidores finales a los que se adquieren los bienes para revenderlos no tienen por qué ser sólo particulares, pueden ser también otros empresarios o profesionales que no pudieron deducir el IVA soportado por el régimen de deducciones que les es aplicable. Por ejemplo: profesionales o empresarios que realicen una actividad exenta, que estén sujetos al mismo régimen o que pertenezcan a la Unión Europea y tributen en régimen de franquicia.

Para poder acogerse a este régimen especial, el revendedor debe ser empresario y comprar y revender este tipo de bienes con habitualidad, no es suficiente con ejercer esta actividad de forma temporal.

Acogerse al régimen es voluntario. Los que deciden hacerlo no calculan sus liquidaciones de IVA de manera ordinaria (IVA repercutido-IVA soportado), sino que su cálculo sigue un procedimiento especial, con reglas específicas para la determinación de la base imponible, que implican la introducción de otras reglas en materia de repercusión, deducciones y obligaciones formales.

¿Cómo se calcula la base imponible en el REBU?

Existen dos formas de calcular la base imponible: operación por operación, o calculando el beneficio global.

1.Operación por operación: Se calcula la base imponible aplicando la siguiente formula:

BI = (PV - PC) / 1,18

BI = base imponible. PV= precio de venta, IVA incluido. PC= precio de compra, IVA, en su caso, incluido. En todo caso equivaldrá al importe total de la contraprestación.

Cuando se produzca un margen de beneficio negativo (precio de venta inferior al precio de compra), la base imponible de la operación sometida a dicho régimen especial será igual a cero; asimismo la cuota del IVA correspondiente a dicha operación será también igual a cero.

2.Beneficio global: Pueden acogerse a este sistema los empresarios revendedores que realicen ventas de:

  • Sellos, efectos timbrados, billetes y monedas de interés filatélico o numismático.
  • Discos, cintas magnéticas y otros soportes sonoros o de imagen.
  • Así como de aquellos otros bienes que autorice la Administración tributaria.

La opción por este sistema surtirá efectos hasta su renuncia y como mínimo, hasta finalizar el año natural siguiente.

Cada período de liquidación se calcula:  BI= (PV - PC) / A.

BI = base imponible. A= 1 más tipo de gravamen dividido por 100. PV= precio de venta de todas las entregas en el período de liquidación. PC= precio de compra de las entregas en el período de liquidación.

Si los bienes fueron entregados en operaciones exentas de los artículos 21 (exportaciones), 22 (operaciones asimiladas a las exportaciones), 23 (zonas francas, depósitos francos y otros depósitos) y 24 (regímenes aduaneros y fiscales) hay que disminuir el importe de las compras del período en el precio de compra de estos bienes, no computándose el importe de estas ventas entre las del período.

Al final de año se calcula la diferencia entre las existencias finales e iniciales. Si la diferencia (Existencias Finales - Existencias Iniciales) es positiva se añade a las ventas del último período. Si (Existencias Finales - Existencias Iniciales) es negativa se añade a las compras del último período.

En el inicio/cese de esta modalidad de cálculo se hará inventario de existencias, consignando precio compra en fecha adquisición.

No hay comentarios

Agregar comentario