Tengo que presentar el IVA trimestral, ¿cómo hago el papeleo?

Está apuntado en la agenda: cada 3 meses hay que presentar ante la administración correspondiente el modelo 303 de autoliquidación del Impuesto del Valor Añadido, más conocido como el IVA trimestral. ¿Por qué se tiene que pagar? ¿Lo tiene que hacer todo el mundo? ¿Cómo se hace? A estas preguntas queremos responder en este post.

En primer lugar, un autónomo (o una empresa) al emitir una factura repercute un IVA a sus clientes  (que puede ser del 21, 10 o el 4%) que luego se debe devolver a Hacienda (el IVA devengado o repercutido), pero también hay otro IVA (el soportado o deducible) que ese autónomo ha soportado por la adquisición de bienes y/o servicios, que es susceptible de deducir.  Es esa diferencia entre el IVA pagado e ingresado el que tenemos que liquidar con la Hacienda Foral y por eso se presenta el modelo 303 debidamente cumplimentado.

¿Qué se necesita para hacer esa autoliquidación?

Todas las facturas, tanto las emitidas como las recibidas en ese trimestre, de manera que se tenga la justificación de los ingresos y de los gastos por esa actividad económica realizada en ese periodo.

Y una vez que tenemos el impreso, y ya con todos los datos en la mano, se puede empezar a rellenar. Pero ¿es fácil? En la Guía de información de la Diputación Foral de Bizkaia  se indica dónde y cómo presentar la autoliquidación y seguir paso a paso las instrucciones. Pero si te empiezas a poner nervios@ una vez que has completado las casillas de “ejercicio”, “periodo” y los datos básicos del apartado “Sujeto pasivo” (NIF, apellidos y nombre o razón social, e-mail, teléfono y actividad principal, entre otros) porque del resto del documento no entiendes (casi) nada, o no encuentras tiempo para cumplimentarlo, recomendamos que acudas a profesionales especializados como nosotros, IG Asesores.

Además, te podremos orientar sobre qué se considera gastos deducibles, los que están directamente vinculados con la actividad económica como el de alquiler de locales donde trabajar, el mobiliario de oficina, material de trabajo, equipo informático, compras de mercancía y suministros, por poner algunos ejemplos.

Resultado

Ya tenemos todo el modelo rellenado y ya sabemos la diferencia entre el impuesto repercutido y el soportado. Si el resultado es positivo quiere decir que debemos devolver a Hacienda Foral la cantidad ingresada de más. Por el contrario, si el resultado de la liquidación del IVA nos sale negativo, quiere decir que en ese trimestre hemos tenido más gastos que ingresos obtenidos, por lo que no tendremos que pagar. En este caso tendremos dos opciones: solicitar simplemente que nos devuelvan dicha cantidad, o marcar la casilla “A compensar”, lo que significa que solicitamos que se nos compense con los resultados de los próximos períodos.

Por in hemos terminado, ¿o no? La buena noticia es que hemos cumplido con Hacienda una vez, pero la “mala” es que hay que hacerlo varias veces.  Y es que modelo  “de IVA trimestral 303 se debe presentar en Bizkaia a lo largo de año: el 1 al 25 de abril (primer trimestre), en  julio (segundo trimestre) y en octubre (tercer trimestre). Una particularidad es que en enero no se presenta este modelo (que correspondería al cuarto trimestre) sino el modelo 390, de resumen anual, que se debe presentar del 1 al 31 de ese primer mes del año.

 

 

 

Los comentarios están cerrados.