Tengo un conflicto en mi empresa, ¿cómo lo soluciono?

resolución conflicto laboral

En la actualidad ya nadie duda de la importancia de promover un buen ambiente de trabajo que evite conflictos laborales, los cuales generan riesgos psicosociales que pueden afectar a la salud del trabajador con enfermedades como ansiedad, estrés, depresión… También tienen consecuencias negativas para las empresas porque el rendimiento de un empleado sometido a estos riesgos disminuye, es más propenso a sufrir accidentes laborales, o se ve obligado a pedir bajas laborales.

Por ello, tanto las administraciones públicas como las empresas han intensificado sus esfuerzos para eliminar o reducir lo más posible los peligros psicosociales y cumplir con lo establecido por la Ley 31/1995, de 8 de noviembre de Prevención de Riesgos Laborales, que exige cuidar la salud de la población trabajadora.

Vías de resolución

Pero, ¿qué debe hacer un trabajador si se encuentra inmerso en una desavenencia en su centro de trabajo con sus jefes o sus compañeros?

El primer paso para resolver un problema de este tipo es la conciliación, o solamente con las dos partes en conflicto o con la ayuda de un tercero; es decir, con una opinión experta que oriente la resolución del enfrentamiento. Esta vía se considera muy positiva, dado que, si se logra un acuerdo propio, una vez terminado el litigio las partes pueden mantener una mejor relación.

Si la negociación falla, se puede recurrir a la mediación de una persona o entidad con experiencia en facilitar el entendimiento entre las partes. La misión del mediador es logar solucionar las desavenencias de manera rápida y eficaz, con el fin de evitar su agravamiento. No impone la resolución de la pugna.

OSALAN (Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales) describe tres tipos de mediación:

- Mediación transformadora. Destinada a mejorar la comunicación de las partes para que sean capaces de resolver sus enfrentamientos.

- Mediación facilitadora. El mediador apoya a las partes en el proceso para que ellas mismas logren un acuerdo.

- Mediación directiva. El mediador evalúa la situación y realiza propuestas con el objetivo de lograr un pacto.

En caso de fracasar la mediación, se pasa a la fase de investigación, llevada a cabo por especialistas que realizan una evaluación y valoración imparcial. La indagación se basa en recoger datos objetivos que ayuden a clarificar la situación y elaborar un informe. También se realizan recomendaciones para solventar el conflicto.

Cuando todos estos pasos previos no llegan a buen puerto, llega el momento del arbitraje. En esta fase, la solución al enfrentamiento laboral se deja en manos de una o varias personas, los denominados árbitros, los cuales pueden ser elegidos por las partes en conflicto, por un juez o por la institución que administra el arbitraje institucional al que se hayan sometido las partes. El laudo emitido por el árbitro es firme, vinculante, de presentación única y no caben recursos.

La última instancia a la que se puede recurrir para resolver un conflicto laboral es la jurisdicción. Aquí, el Estado asume la resolución a través de los jueces y magistrados que integran el Poder Judicial. Su decisión es irrevocable, aunque caben recursos ordinarios o extraordinarios.

Servicio público de resolución de conflictos

El Consejo de Relaciones Laborales (CRL) de Euskadi cuenta con un servicio público, gratuito y voluntario para la solución de conflictos colectivos de trabajo en el País Vasco. Se trata del Preco y comprende las fases de conciliación, mediación y arbitraje. Se puede recurrir a él en desavenencias colectivas de toda clase, tanto en empresas del sector privado como del público; en los desacuerdos en períodos de consultas (modificación de condiciones de trabajo, movilidad geográfica, regulación de empleo, etc.); en procesos de acreditación de la afiliación sindical; y en otros desencuentros, incluso individuales, cuando así lo dispone el convenio colectivo correspondiente, tal y como detalla el CRL.

A modo de dato informativo, en 2016, el Preco registró 613 conflictos laborales que afectaron a 200.511 personas.

No hay comentarios

Agregar comentario