A un paso de la jubilación, ¿cómo calculo mi pensión?

jubilados

La crisis económica estallada en 2008 en el mundo y que alcanzó a España poco después ha generado en nuestro país una serie de problemas que han terminado por afectar al sistema público de pensiones. Entre estas incidencias destacan el elevado nivel de paro y la reducción de salarios registrada en los últimos años, las cuales dificultan contar con unos ingresos por cotizaciones que permitan sostener las futuras prestaciones de jubilación, y menos aún con el progresivo aumento del número de pensionistas.

Ante esta coyuntura, en 2011 y 2013 se aprobaron dos grandes reformas dirigidas a garantizar la sostenibilidad a largo plazo de las pensiones. Estas enmiendas han introducido importantes cambios que han complicado el cálculo de la pensión llegado el momento de la jubilación.

Dos de las principales novedades introducidas por la ley aplicada desde 2013 son el incremento progresivo de la edad requerida para jubilarse –se pasa de 65 años en 2013 a 67 a partir de 2027- y el número de años cotizados para determinar la cuantía de la prestación -de los 15 de 2012 a los 25 en 2022, de acuerdo a la cada vez mayor esperanza de vida de la población.

Acceso a la pensión

Para acceder a una pensión de jubilación el primer requisito que se exige es haber trabajado y cotizado durante al menos 15 años y dos de ellos han de estar comprendidos en los últimos 15 naturales antes de la fecha de solicitud de jubilación. Asimismo, es necesario tener cumplida la edad ordinaria correspondiente para pedir la jubilación. En este 2017 es de 65 años y 5 meses, excepto si se tiene cotizados 36 años o más. En este caso, se permite el retiro a los 65. La edad de jubilación se incrementará un mes por año hasta 2020 y, a partir de esta fecha, dos meses por año hasta 2027, momento en el que se habrán alcanzado los 67 años como edad legal de retiro. Podrán jubilarse entonces con 65 años aquellas personas que acrediten al menos 38 años y 6 meses de cotizaciones.

La última reforma de la ley de pensiones ha aumentado asimismo el tiempo cotizado necesario para recibir el 100% de la prestación de 35 a 37 años en 2027. Y en lo que se refiere a este 2017, se requiere al menos 35 años y 6 meses de cotizaciones.

Cómo calcular la pensión

Para calcular la cuantía de la prestación de jubilación es preciso tener en cuenta la base reguladora. Ésta se obtiene realizando la media de las bases de cotización -sueldo mensual- de los últimos años trabajados, excluidas las pagas extra. Antes de la reforma de la ley sobre pensiones en 2013, se tomaban en cuenta los últimos 15 años de cotización para determinar el importe de la prestación. Pero en la actualidad, la ley estipula el incremento de este periodo año tras año y así -a modo de ejemplo- en 2022 pasará a calcularse sobre lo cotizado durante los últimos 25 años trabajados.

Según este nuevo cómputo, en 2017 la base reguladora a considerar será de 240 meses, resultado de multiplicar los 12 meses del año por los 20 años exigidos. En 2022 la base reguladora se incrementará hasta 300 al tener que multiplicarse los 12 meses del año por 25 años, como recoge la ley. Una vez conocido el periodo de tiempo que hay que tener en cuenta, se debe actualizar estas bases en función del IPC -excluidas las de los últimos 24 meses-. En la página web del Instituto Nacional de Estadística (INE) se puede acceder a una herramienta de actualización de rentas.

Posteriormente, hay que dividir la base reguladora obtenida por el divisor, que es el resultado de multiplicar el número de años cotizados por el número total de pagas (14). En 2017, al realizar este cálculo (20 años x 14) se obtiene como resultado 266. Cada año este baremo se irá incrementando en 14. Desde el año 2022 en adelante la base reguladora será el resultado de dividir por 350 las bases de cotización durante los 300 meses anteriores al del mes de jubilación.

Tras calcular la base reguladora hay que aplicar un porcentaje en función de los años cotizados. Si en el momento de jubilarse, el trabajador presenta unas cotizaciones de más de 426 meses (36 años o más), obtendrá el 100% de la pensión. Si el periodo de cotización es inferior, se aplica un porcentaje en función de los años cotizados. Por los primeros 15 años (180 meses) se aplica un porcentaje del 50%, a los siguientes 163 meses se le aplica un 0,21% por cada mes adicional y a los siguientes 83 meses (del mes 344 al 426) le corresponde el 0,19%.

Por ejemplo, si un trabajador ha cotizado 350 meses debe realizar el siguiente cálculo:

- 180 meses = 50%

- 163 meses x 0,21% = 34,23%

- 7 meses x 0,19% = 1,33%

- 50% + 34,23% + 1,33% = 85,5%. Es decir, el trabajador recibirá el 85,5% del total de la base reguladora.

Este post quiere servir de ayuda a aquellas personas que estén a punto de jubilarse o estén interesadas en estar informadas sobre cómo quedará el importe de su pensión de cara al futuro. Pero es importante saber además, que se puede acudir de manera presencial a la Seguridad Social para conocer estos datos, o bien se puede utilizar un simulador disponible en la página web Tu Seguridad Social. Para acceder a esta herramienta digital es necesario disponer de DNI electrónico o certificado digital.

No hay comentarios

Agregar comentario