¿Cómo puedo calcular la retención de IRPF en mis nóminas?

Nómina junto a calculadora

El sueldo bruto mensual de los trabajadores está sujeto por ley a determinadas retenciones, entre ellas el pago a cuenta del IRPF. Conocer su importe puede ayudar a los empleados a calcular si en la Declaración de la Renta le tocará pagar o le devolverán dinero.

Como todo el mundo sabe, una nómina es el recibo del salario que recibe un trabajador por los servicios prestados a una empresa. En este documento no solo se refleja el sueldo bruto que corresponde al empleado, también todas las deducciones que se le deben aplicar para satisfacer pagos obligados por ley a organismos públicos.

¿Quiénes realizan estas retenciones? Las hacen directamente las empresas, que actúan de intermediario del Estado en la recaudación, y se descuentan del sueldo bruto del trabajador, con lo que se obtiene así el salario neto. En el caso de Euskadi, la competencia tributaria recae en las diputaciones de sus tres Territorios Históricos.

Las principales deducciones que se aplican a las nóminas mensuales son dos. La primera de ellas es la destinada a abonar las cotizaciones a la Seguridad Social. Supone entre el 6% y el 7%, según el tipo de contrato y la categoría profesional o grupo de cotización al que pertenece el trabajador.

Retención de IRPF en las nóminas

Los empleados también están obligados a tributar a Hacienda en su nómina mensual. Se trata de un pago anticipado del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (I.R.P.F.), que el trabajador recuperará si el importe adelantado es superior al impuesto liquidado en la declaración anual. Los trabajadores pueden beneficiarse además de ventajas fiscales que ayudan a disminuir el impuesto a liquidar, o bien, se puede dar el caso de que deben pagar si han obtenido ingresos nos sujetos a retención en las nóminas como intereses de cuentas bancarias, dividendos de acciones, alquiler de inmuebles…

Tanto la tarifa del IRPF como las retenciones en las rentas del trabajo se actualizan cada año con el fin de ajustarlas a la inflación prevista en el ejercicio en curso. Ello implica que las empresas radicadas en Bizkaia deben modificar las nóminas de sus empleados para adaptarlas a las nuevas tablas de retenciones publicadas por la Diputación Foral de Bizkaia. Los porcentajes aplicables en 2019 fueron revisados por el Decreto Foral 17082018 (BOB 31/12/2018). Las deducciones a imponer sobre los rendimientos del trabajo están reguladas en el Artículo 88 del Decreto Foral 47/2014, de 8 de abril, por el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (BOB 23 abril).

¿Y para qué sirve conocer las retenciones de IRPF en las nóminas mensuales? Esta información puede ayudar a los trabajadores a calcular si le corresponderá pagar en la declaración de la renta o si Hacienda le devolverá dinero (que esto es lo que esperan todos los trabajadores). También es útil para ahorrar en la tributación y para estar al tanto de cuál será la base de cotización de cara a la futura jubilación.

Cómo calcular la retención de IRPF

El primer factor a tener en cuenta a la hora de computar el porcentaje de las deducciones aplicadas en las nóminas como pago a cuenta del IRPF es el importe del salario bruto. Cuanto mayor sea, mayor será la cantidad a pagar. Influye igualmente en el porcentaje de retención practicada en Bizkaia el número de hijos y el grado de minusvalía, si lo hubiera, del trabajador.

Para poner un poco más en claro qué es de lo que estamos hablando en este post aquí va un ejemplo práctico de cómo se puede estimar las retenciones a partir de la tabla aprobada por la Diputación Foral de Bizkaia para su aplicación en este 2019:

A un trabajador por cuenta ajena con unos ingresos brutos situados en el tramo de rango salarial entre 32.880,01 euros y 37.070,00 euros y con dos hijos, se le aplicará una deducción del 15% en las nóminas mensuales.

En el caso de personas trabajadoras activas con un grado de discapacidad igual o superior al 33% e inferior al 65% y con unos ingresos brutos situados en el tramo de rango salarial entre 29.790,01 euros y 43.320,00 euros, la retención en su salario bruto se situará en el 6%. Para aquellos empleados con un grado de discapacidad igual o superior al 33% e inferior al 65% y que se encuentren en estado carencial de movilidad reducida, la deducción será del 6%, y del 10% si el grado de discapacidad es igual o superior al 65%.

Una vez realizadas las retenciones de IRPF en las nóminas, las empresas las declaran e ingresan en el departamento de Hacienda y Finanzas de la Diputación Foral de Bizkaia. Las deducciones se reflejan en el Certificado de Retenciones o Modelo 10T que se entregan a los trabajadores para que puedan realizar su declaración de la renta anual.

En IG Asesores podemos ayudar a los trabajadores a conocer y calcular las deducciones de IRPF aplicadas en sus nóminas. En el caso de las empresas, podemos asesorarlas en la correcta aplicación de las retenciones.

Los comentarios están cerrados.