Polémica por los intereses de demora y sus deducciones

Una nueva disparidad de criterios ha surgido entre la Dirección General de Tributos (DGT) y la Agencia Tributaria (AEAT) a cuenta esta vez de las deducciones de los intereses de demora. Diferentes posiciones entre ambos organismos que surgen a raíz de los pronunciamientos del Tribunal Supremo y del TEAC.

El Tribunal Económico Administrativo Central admitió en un principio la deducibilidad de los intereses de demora derivados de liquidaciones de la administración. Pero en resolución del 23 de noviembre de 2010 modificó su criterio y la adaptó a la del Tribunal Supremo, que previamente había negado esa deducibilidad. El TEAC reiteró dicho pronunciamiento el pasado 7 de mayo de 2015.

Pero en contra de los dictado por ambos tribunales, la DGT establece en su consulta vinculante que los intereses de demora sí son deducibles, ya que entiende que tienen la calificación de gastos financieros. Se remite al artículo 15 de la LIS (Ley 27/2014 del Impuesto sobre Sociedades) donde no se establece ninguna especificación al respecto.

La posición de la AEAT es la contraria. Considera que no son deducibles en las liquidaciones administrativas derivadas de procedimientos de comprobación. Sin embargo, contempla dos excepciones:

  • Los intereses suspensivos por su naturaleza financiera, con lo que se equiparan a los aplazamientos. En este punto conviene señalar que la AEAT amplía los intereses de demora de las actas de inspección a los contenidos en procedimientos de comprobación, y distingue entre los intereses derivados de estos últimos de los suspensivos.
  • Cuando haya suspensión de por medio. Los intereses de demora liquidados sobre la nueva cuota no serán deducibles desde el momento que se produce el incumplimiento por parte del contribuyente hasta la primera liquidación administrativa. Los intereses devengados a partir de ese momento sí serían deducibles.

Criterio prevaleciente

Existen pues dos pronunciamientos vinculantes para la Agencia Tributaria sobre un mismo supuesto. Ante esta disyuntiva ¿A que deben atenerse los contribuyentes? ¿Cómo procederá Hacienda?

En primer lugar, la AEAT aclara en su informe que aunque tanto los pronunciamientos de la DGT como del TEAC hacen referencia a intereses de demora derivados de actas de inspección, la Agencia Tributaria los extrapola también a las liquidaciones administrativas derivadas de procedimientos de comprobación.

Y segundo, el TEAC en resolución del pasado 10 de septiembre estableció que las consultas vinculantes de la DGT no lo son para los tribunales económico-administrativos, pero sí las que provengan de estos últimos para la Administración Tributaria.

De esta forma, la Agencia Tributaria sigue ‘a pies juntillas” las resoluciones del Tribunal Económico Administrativo Central y establece como criterio vinculante las resoluciones procedentes de este organismo.

La conclusión de todo lo anterior es que la AEAT no admite la deducibilidad de los intereses de demora en las liquidaciones administrativas derivadas de procedimientos de comprobación.

En los siguientes enlaces y documentos podrás encontrar toda la información relativa a las consultas y sentencias sobre la polémica comentada.

Consulta de la Dirección General de Tributos V1238-13

Consulta de la Dirección General de Tributos V4169-15

Sentencia de Tribunal de Justicia de la UE del 29 de abril de 2004

Consulta Dirección Gen. Tributos V3638-15

Resolución del TEAC de 7 de mayo de 2015

Consulta de la Dirección General de Tributos V4080-15

Resolución del TEAC de 10 de Septiembre de 2015

No hay comentarios

Agregar comentario